La idea fue combinar madera y metal para crear dos mesas que tuvieran el mismo lenguaje para diferentes usos: Una para comedor y otra como centro de sala.